Un abogado habría pagado a una estrella porno por callar su aventura sexual con Trump

Original

La exestrella porno Stephanie Clifford, más conocida como Stormy Daniels, habría callado su supuesta aventura sexual con Donald Trump en 2006 –cuando Trump ya estaba casado con Melania– a cambio de 130.000 dólares.

Según fuentes del periódico The Wall Street Journal que afirman conocer el asunto, Michael Cohen, abogado del actual mandatario, organizó el pago a la exactriz de películas para adultos en octubre de 2016, un mes antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, tras haber negociado un convenio de confidencialidad con el representante legal de la mujer.  

El supuesto encuentro íntimo entre Clifford y Trump, según fuentes del periódico, fue una interacción consentida y tuvo lugar luego de que los dos se viesen en julio de 2006 durante un torneo de golf en el lago Tahoe, en Nevada.

¿Hubo o no hubo?

En respuesta al WSJ, desde la Casa Blanca señalaron que se trata de historias “viejas y recicladas, que fueron publicadas y negadas rotundamente antes de las elecciones” y se negaron a contestar preguntas sobre el supuesto convenio con Clifford. Tampoco se sabe si el propio Trump estuvo al tanto de aquel trato o involucrado en el pago.

Cohen, por su parte, afirmó que el presidente de EE.UU. “vuelve a negar rotundamente un acontecimiento de este tipo, al igual que lo ha hecho la señora Daniels”.

En un comentario para el periódico, acusó a los periodistas de “formular acusaciones descabelladas” contra su cliente por segunda vez, además de mantener “esta narrativa falsa” –”una narrativa que ha sido desmentida sistemáticamente por todas las partes desde al menos 2011″– por más de un año.

El abogado del presidente también envió por correo electrónico un comunicado de dos párrafos firmado por ‘Stormy Daniels’, en el que se niega que tuviese “una relación sexual y/o romántica” con Trump y los rumores sobre el dinero que habría recibido son tachados de “completamente falsos”.

Clifford, quien ha protagonizado alrededor de 150 películas picantes, no respondió a las solicitudes de The Wall Street Journal para que comentase el asunto.

También puede interesar

Dejar un comentario