Noche entre chaveas

Original

Joe la Reina es de esos grupos que tienen dos características que, para los que amamos la música y escribimos sobre ella, resulta admirable: inconformismo y personalidad. Al margen de que su música pueda ser del agrado de unos o de otros, los de Donosti han demostrado con cada trabajo un afán por evitar arrastrarse por tendencias o de anclarse en lo que les funcionó en el pasado. Prueba de ello la encontraréis en esta misma revista, ya que de los tres trabajos sobre los que se han escrito (1 EP y 2 LPs), cada uno de ellos se han categorizado de manera diferente: folk, rock y pop. Todo este carácter escurridizo de la banda daría como resultado el pasado año Esas nuevas modas, un álbum atípico donde encontramos unos sonidos que van desde el rock, folk, funk hasta la música urbana. Todo ello combinado con unas letras críticas e irónicas al alcance de muy pocos. Por supuesto, nada de esto faltó en su cita de anoche en la sala El Sol.

Minutos antes de abrir las puertas, un grupo de gente se iba acumulando en la calle Jardines. Un síntoma que se tradujo en una sala prácticamente llena durante el concierto. Pasadas las 22:30, el sexteto (dos guitarras, bajo, teclado, batería y bongos) tomaba el escenario. Una acelerada y alargada intro de Nada me falta servía como ejercicio de presentación de cada uno de los instrumentos en su conjunción además de, claro está, dar pie al susodicho tema. Seguidamente entraba en escena En una casa junto al mar, cuyos ritmos puso a una gran parte de la sala en movimiento. A estas alturas del show la voz se percibía tapada por los instrumentos, un contratiempo que se iría solucionando a lo largo de la noche. La llegada de ese excelso tema que es Leonor y la esperada Bailamos por miedo –cantada casi como una plegaria a dos veces entre cantante y respetable- terminaron por meter al público en el bolsillo. De hecho, una parte de este arrancó un inesperado pogo durante Sitios bajos. “Es curioso porque hay un lado de gamberros y otro de gente sería y decente”, apuntaba en tono de broma Lucas Malcorra, cantante del grupo.

“Vamos al baño un momento”, explicaba para marcar la inminente llegada de los bises y posterior cierre. A la vuelta al escenario volvía a coger el micrófono para presentar a la banda y agradecer al público. “Los que os vayáis contentos hoy a casa, ya sois chaveas, ya sois de nuestro clan”, dijo antes de interpretar precisamente Chaveas, a la que le siguió Soy uno más, tema que sacó a relucir ese acercamiento a la música urbana del grupo, y no solo a nivel vocal o sonoro, también en la puesta en escena, con un Malcorra micrófono en mano, encorvado echando las rimas al público a lo MC. Finalmente, y rascando algo más de tiempo, el grupo puso punto y final con Caravana de fuego para deleite de los presentes.

Al término del concierto solo había que echar un vistazo al estado de ánimo con el que iban saliendo de la sala el público para saber que, a partir de esta noche, Joe la Reina ya cuentan con un amplio grupo de chaveas en la capital.

También puede interesar

Dejar un comentario